Para hacer yoga en tu casa no necesitas nada más que un pequeño espacio en el suelo, vaso de agua y si quieres ¡hacerlo muy de lujo, un buen incienso! Y por cierto los datos de internet…